El tremendo susto que se llevó esta mujer al sentir un"hormigueo eléctrico" en sus piernas es algo insólito

La paciente acudió a un hospital en Francia donde fue operada tras ser sometida a una serie de exámenes. Según explicaron los doctores, la mayoría de las personas que padecen de este raro problema no presentan síntomas hasta años después.

Dolor de piernas

Una resonancia magnética fue pieza clave para descubrir el origen de la enfermedad de la mujer. (Foto: Pixabay/Referencial)

Una resonancia magnética fue pieza clave para descubrir el origen de la enfermedad de la mujer. (Foto: Pixabay/Referencial)

Redacción G21

▶ Cautivó a millones con su belleza, pero filtro le falló y su verdadera apariencia sorprendió a todos

▶ Perro sin hogar descansa en una cama por primera vez y su emocionante reacción se hace viral


Insólito. Una mujer en Francia acudió a un hospital quejándose de un extraño hormigueo en las piernas y quedó boquiabierta cuando los médicos le dijeron que tenía una larva de tenia alojada en la columna vertebral.

El diagnóstico que recibió en el nosocomio de Dijon, una ciudad a casi unos 290 kilómetros al sureste de París, fue de Equinococosis quística, una infección también conocida como hidatidosis que afecta al hígado, los pulmones, el cerebro y otros órganos.

La paciente de 35 años de edad –cuya identidad se mantuvo en reserva– tenía dificultades para montar a su caballo durante los últimos tres meses y paraba cayéndose más veces de las acostumbradas.

Cuando los doctores le practicaron una resonancia magnética descubrieron que tenía una infección parasitaria en una de sus vértebras , que provienen de las lombrices solitarias que viven en los perros y las ovejas.

La protagonista de esta insólita historia médica tuvo que ser sometida a cirugía para removerle la larva del insecto de la espalda y le suministraron medicamentos para evitar que vuelva a contraer una infección.

Si bien los doctores no especificaron cómo contrajo la mujer el mencionado parásito, se sabe que es transmitido a través de la comida o agua contaminada por las heces de los perros, o por contacto directo con animales con tenias.

Afortunadamente, la paciente logró recuperarse por completo y no mostró más inusuales síntomas, como la creciente debilidad que sentía en uno de sus pies, ni secuelas de la mencionada infección después de nueve meses.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas pueden tener una infección por años antes de que comiencen a mostrar síntomas, pero en el caso de las larvas de tenia solitaria estas jamás crecen dentro de las personas.

Perros, ovejas, zorros y gatos figuran entre los animales que generalmente sirven de anfitriones a las tenias, revelaron los doctores. Precisamente, la mujer tenía a uno de estos últimos como mascota, además de que monta a caballo y vive cerca del ganado.

Tags Relacionados:

Francia

Historias

Lo más visto

MÁS DE Historias

Subir
Ir a portada